En el mes de Marzo del año 2000, dos astrónomos realizaron un descubrimiento extraordinario y esto invalido las teorías de cómo se formo el Universo.

Ellos descubrieron una relación simple; la que existe entre la Galaxia en la que vivimos y La Fuerza mas destructiva del Universo: “Un gigantesco agujero negro”.

Este descubrimiento reavivo el mundo de la Cosmología. Hace muy poco tiempo la gente no estaba interesada en saber sobre Los Agujeros Negros, ahora tendrán que hacerlo.

El objetivo máximo de la Cosmología es entender como se formo el universo y como se formaron las Galaxias, ya que sin ellas no existiríamos.

Casi todas las estrellas que vemos en el Universo, son contenidas dentro de las Galaxias. Estrellas que producen oxigeno, carbono, planetas y todo lo que se necesita para vivir. Sin vida no estuviésemos ahora aquí.

La Vía Láctea es un enorme grupo de estrellas en el cielo, es un descomunal disco rotatorio de 200 mil años luz de extensión.

Contiene mas de 200 mil millones de estrellas parecidas a nuestro sol, que dan vuelta entrono a su centro.

Nosotros solamente somos una de las 125 mil millones de Galaxias conocidas, con diferentes formas y tamaños que e mueven por el Espacio Sideral. Los científicos aun no han podido explicar como se formo una sola de estas Galaxias.

La formación de una Galaxia es un proceso complicadísimo, aquí tiene que ver: la gravedad, enormes masas de gas colisionando, la dinámica de las estrellas y los procesos químicos del gas.

Todo lo que sabemos es que cuando el Universo era joven, no habían ni planetas ni estrellas. Solamente  habían nubes rotatorias de hidrogeno.

El asunto esta en como estas nubes de hidrógenos formaron las Galaxias que hoy vemos repletas de estrellas.

Esto es un gran misterio que aun los científicos no han logrado entender. Pero hace poquísimo tiempo los científicos encontraron la evidencia de una respuesta extraordinaria.

Según el Prof. Karl Gebhardt del “Equipo de Nuker”, experto en Agujeros Negros Masivos, La Masa de un Agujero Negro Masivo es de un millón a mil millones de veces mayor a la de un Agujero Negro típico. En pocas palabras, podrían ocupar nuestro Sistema Solar con sus distancias incluidas.

En un Agujero Negro es como si la gravedad se haya vuelto loca, su impulso gravitacional es insaciable.

Un Agujero Negro distorsiona el tiempo y el espacio hasta el limite. En el centro de un gigantesco Agujero Negro, se encuentra lo mas misterioso para la física: “La Singularidad”, un punto donde Espacio, Tiempo y todas las leyes de la Física, se desmoronan totalmente.

Lo que sucede en el centro de la Singularidad es un total misterio por resolver y esto va a requerir de una “Nueva Física”.

Muchas personas creen que si caemos en el centro de la Singularidad, apareceremos en otra parte del Universo. Esto no lo sabemos, porque algunas teorías sobre la Singularidad son muy radicales.

Hasta hace poco muchos científicos dudaban de la existencia de los Agujeros Negros. Las Galaxias activas están entre los objetos mas brillantes del universo, el centro de la misma es muy brillante, con inmensos chorros de energías que fluyen de su núcleo. A ese violento núcleo de gas brillante se le llama: “Quasar”.

El Quasar en si no es el Agujero Negro, es el Gas que esta a punto de caer en el gigantesco Agujero Negro, que esta dando vueltas a su alrededor y que brilla con mucha intensidad justo antes de desaparecer en el Agujero Negro

Un Agujero Negro Gigantesco puede tener una fuerza gravitacional tan espectacular, que lanzaría gases y estrellas a la velocidad de la luz. Calentaría el gas por encima a un millón de grados centígrados porque esta sujeto a una fracción descomunal. Esto es lo que da el brillo formidable.

El Agujero Negro se vuelve invisible porque se devora la luz, por esa misma razón nadie podría afirmar que existían en el centro de esas galaxias muy activas.

Nada puede librarse del Agujero Negro: Gases, estrellas y Sistemas Solares completos, son absorbidos totalmente; incluso destruye la pura estructura del universo.

Alan Dressler, científico del equipo “Nuker” antes mencionado; dijo que cuando se busca la evidencia de la gravedad del Agujero Negro, veremos como arrastra las estrellas que se acercan hacia el.

Dressler sabia que la inmensa gravedad del Agujero Negro, lanzaba las estrellas que lo rodeaban a una velocidad que lo rodeaban aproximadamente de 500 mil kilómetros por hora.

Una Galaxia sin Agujero Negro en el centro como Andrómeda, las estrellas giran en torno al núcleo a una velocidad menor, o sea 250 mil km. por hora. Posteriormente se descubre que Andrómeda también tenia su Agujero Negro en su centro.

Andrómeda tiene un Agujero Negro pero no un brillante Quasar, eso sugería que dentro ese Agujero Negro no caía nada; y al no caer nada adentro, pues no brillaba.

Cuando un Agujero Negro esta alimentado a su alrededor crea un disco brillante y después por alguna razón deja de ser alimentado, entonces su núcleo queda oscuro y apagado.

Los científicos recurrieron al telescopio espacial Hubble, el cual desde 1994 comenzó un reconocimiento sistemático de los Centro de las Galaxias distantes. Los científicos estaban buscando estrellas moviéndose a gran velocidad alrededor de un gigantesco Agujero Negro.

Los Astrónomos comenzaron por observar una Galaxia activa, la M-87, y esta tenia un Agujero Negro arrojando chorros de energía. También observaron Galaxias inactivas, y en todas encontraron la evidencia de gigantescos agujeros Negros, se encontraron unos 30 en total.

El telescopio Hubble, encontró Agujeros Negros por todos lados y de los dos tipos: Los Activos y los que asechan silenciosos en Galaxias normales.

Hay un Agujero Negro en el  Centro de Nuestra Galaxia La Vía Láctea. Estudios científicos que revelan que en el centro de nuestra galaxia hay estrellas moviéndose rápidamente y esto es señal inequívoca de la presencia de un Agujero Negro.

Estas estrellas se mueven a velocidades de mas de 1.000 km. por hora. Estas estrellas observadas por astrónomos  están a 2 semanas de años luz del centro de Nuestra Galaxia. En el centro de este collar de estrellas giratorias hay un inmenso Agujero Negro, la fuerza mas poderosa de Universo asecha en el centro de la Vía Láctea.

Hay una relación entre la masa del Agujero Negro y la masa de la Galaxia. Las Galaxias pequeñas tienen Agujeros Negros pequeños (un millón de masas solares) y las Galaxias Grandes tienen mil millones de masas solares.

Las estrellas que están al borde de la Galaxia, no se ven en absoluto afectadas por su gravedad, por la simple razón de encontrarse muy distantes. Pero posteriormente los científicos descubrieron lo siguiente: “Cuanto mayor es el Agujero Negro la velocidad de las estrellas es también mayor”. Es decir, hay una total interrelación.

Las estrellas en el borde de la Galaxia, no tienen una conexión física con el Agujero Negro, sin embargo su velocidad esta relacionada con el tamaño del Agujero Negro.

Las Galaxias y sus Agujeros Negros pudieran estar unidos desde sus orígenes, los agujeros Negros pudieran estar involucrados en la formación de las Galaxias (tienen un Impacto Positivo).

El Agujero Negro de Nuestra Galaxia se esta alimentando y esta hambriento. ¿Podría esto afectar a la Tierra aunque este a 24 mil años luz? La Prof. Andrea Ghez (Universidad de California), dice que no hay peligro de que podamos ser absorbidos por el Agujero Negro de Nuestra Galaxia. Según esta científica, apenas esta empezando a alimentarse Nuestro Agujero Negro.

Tendrá que acontecer algo extremadamente violento para lanzar a Nuestro Sistema Solar y Nuestra Tierra hacia el mortífero centro, pero algún día esta catástrofe puede suceder.

Parapsicologo
Ramón Soto 

ramonarketipos@hotmail.com
@ramontarot
facebook: Tarot Sideral

Imágen: NASA / Chandra X-ray Observatory M Weiss

Cambiar Idioma »