Ninguno de nosotros específicamente nadie es un espíritu nuevo. Hemos acumulado una serie de experiencias en vidas previas en otras encarnaciones. Venimos a este planeta Tierra una y otra vez y progresamos en cada corrección. Los nuevos cuerpos físicos que ocupamos son más o menos parecidos, pero el espíritu es diferente porque viene a su nuevo cuerpo con lecciones ya aprendidas.

Existen espíritus mas desarrollados o mas avanzados que otros. Lo mas desarrollados tienen una urgencia enorme de reconocer la verdad y no soportan los limites, si se les provee de las herramientas necesarias y correctas como buenos libros y una instrucción acorde, siempre bajo la supervisión de un guía espiritual genuino, seguramente reconocerán el mundo espiritual.

El espíritu adquiere la experiencia a través del sufrimiento y esto lo desarrolla notablemente. Cada vez que rencarna aumenta su impulso de buscar las respuestas a las preguntas acerca de su existencia y de sus raíces así como de la importancia de la vida humana.

A través de los nodos lunares Rahu y Ketu que la astrología occidental incorporó en el concepto hindú de la rencarnación.

Estos nodos (Rahu y Ketu) representan causa y efecto mediante las cuales el ser humano dirige su vida y nos pueden situar exactamente en la escalera que asciende al cielo en la medida que aprendamos las lecciones karmicas.

La posición de Rahu y Ketu enlaza al hombre con su pasado y con su futuro, entonces estaremos en capacidad de establecer nuestras raíces y marcaremos el camino hacia el futuro y nos sentiremos seguros.

Indagar sobre las vidas previas será bueno siempre y cuando eliminemos esos traumas que vienen del pasado y mejoremos nuestra calidad de vida.

Casi siempre cuando enfrentamos esos errores de vidas interiores, comenzamos a lograr un verdadero equilibrio entre la salud, el dinero y el amor.

Nuestro crecimiento espiritual será más rápido y más solido. Se trata de enfrentarnos con el Karma, cara a cara y poner de nuestra parte para aprender la lección y eso nos dará el crecimiento que necesitamos para avanzar espiritualmente en esta vida.

La realidad es lo que es y no cambia jamás; tanto el presente, el pasado y el futuro son realidades.

Cuando hablamos de vidas previas nos referimos al pasado profundo y eso es también una realidad que no podemos cambiar. Muchas personas dicen que en otras vidas eran: Reyes, Príncipes, Presidentes etc. Siempre personas importantes, eso no es así, porque se trata de enfrentarnos a la realidad del pasado aunque nos duela, para poder eliminar de raíz traumas anteriores y al fin avanzar a una vida mejor.

Cuando indaguemos sobre vidas pasadas, debemos ponerlos en manos de una persona experta, sabia, honesta y profesional, y así poder descubrir la respuesta a la pregunta. ¿Quién eras en otras vidas?

Ramón Soto.
Parapsicólogo
ramonarketipos@hotmail.com
@ramontarot
facebook: Tarot Sideral

Cambiar Idioma »