Reencarnación:

Es el retorno al cuerpo físico del espíritu. En el momento de la muerte, el espíritu sale del cuerpo y comienza la preparación para regresar a la vida en otro cuerpo físico. Ese retorno es determinado por el crecimiento y progreso alcanzado en vidas previas.

La personalidad que adquirimos es la síntesis de lo que nos ha ocurrido antes y reencarnamos porque se nos ha permitido desarrollarnos y evolucionar para obtener mejores beneficios.

Mientras mejor vivamos nuestra vida, muchos mas beneficios tendremos y serán siempre mejores la circunstancias de nuestro renacimiento.

Nuestra personalidad hoy es el resultado de todas las personalidades anteriores. Hoy somos el resultado del pasado y el mañana estará determinado por la forma que vivamos hoy.

El asunto comienza en el instante de la concepción, en ese momento la conciencia del espíritu entrante comienza a alinearse perfectamente con el huevo fertilizado.

La energía del espíritu es dinámica poderosa y muy intensa, por lo tanto no se puede integrar por completo con el feto en pleno desarrollo en forma inmediata, entonces utiliza los 9 meses del embarazo para bajar la intensidad vibracional desacelerando.

En el momento del nacimiento si se podrá integrar totalmente con el feto, entonces la conciencia del espíritu se alineara más intensamente durante el embarazo a medida que este transcurra.

Cuando llegue la muerte física comienza un intervalo llamado:
“Intervalo Espiritual”. ¿Pero que sucede en ese periodo intermedio de una encarnación a otra?

En ese periodo se le permite al espíritu recuperarse, evaluar y asimilar correctamente las experiencias de la vida anterior y prepararse para la siguiente.

El gran aprendizaje se produce a través de nuestras experiencias en la vida mundana, esas experiencias pequeñas o grandes deberán ser asimiladas. Ese intervalo o intermedio es importantísimo, pues el espíritu se refrescara y será iluminado por la mente divina de nuestro Dios Creador. El espíritu entonces se fortalecerá y sus facultades divinas se prepararan para regresar a la tierra, resolver problemas que aun persistan y esto se agregara a su crecimiento global.

¿Nunca te has preguntado porque hay personas pobres, ricas, enfermas, deformes, hermosas, infortunadas, otras con mucha suerte y algunas con salud de hierro? ¿Has tratado de encontrar la razón para esa falta de igualdad? La respuesta esta en la rencarnación (Renacimiento). Hay un proceso de desarrollo lento a través de repetidas reencarnaciones.

Por intermedio de estos procesos todos los seres desarrollaran sus potencialidades latentes en poderes y al final podremos ser por lo menos parecidos a los ángeles.

Venimos a esta vida para aprender grandes lecciones y obtendremos el castigo o la recompensa. En pocas palabras todos estamos sujetos a la Ley del Karma o Ley de Causa y Efecto. A medida que pasemos por diferentes reencarnaciones, nuestro espíritu se ira puliendo y nos iremos liberando de forma gradual hasta alcanzar la Vida Eterna.

En ocasiones hemos tenido la sensación de haber entrado a un sitio que nos parece muy familiar, a pesar de que aparentemente jamás lo hayamos visitado en el pasado. Nosotros presentimos o creemos como si ello hubiera ocurrido así.

Hay una expresión francesa que se ha llamado Déja – Vu que significa ya visto. Estos presentimientos arriba descritos también se pueden referir a lugares, situaciones y hasta personas.

Esto ocurre porque en nuestra memoria se asocian recuerdos de vidas pasadas y eso refleja algo de lo que ocurrió bajo circunstancias similares. También ciertas personas bajo condiciones especiales pueden conectarse con la historia, con un lugar determinado y hasta describir lo que ocurrió ahí en el pasado (Trance Auténtico).

Cuando nos abrimos a esos presentimientos inexplicables e incomprensibles a nuestra mente, comienza el desarrollo de nuestras percepciones, pero al negarlas nos cerramos a su desarrollo.

Tengo que hacer notar que algunos parapsicólogos dicen que no son recuerdos de vidas previas que surgen del inconsciente profundo, sino que el inconsciente no olvida nada y todo es archivado en lugares secretos de nuestra mente. Al inconsciente no olvidar nada es pantonnesico.

Ramón Soto.
Parapsicólogo
ramonarketipos@hotmail.com
@ramontarot
facebook: Tarot Sideral

Cambiar Idioma »