En el año 1994 el mundo religioso y científico se estremeció fuertemente con la publicación de la revista Statistical Science. Según este informe El Libro del Génesis de La Biblia contiene oculto fechas y nombres muy relevantes de personas miles de años después de que fuera escrito.

Fueron descubiertas palabras y frases relativas a hechos modernos. ¿Todo estaba escrito? ¿Podría revelarse el futuro por intermedio de este código? ¿Acaso el asesinato del primer ministro israelí a finales del Siglo 20 ya estaba escrito? Pues asombrosos estudios nos dicen que si.

Este código  nos demuestra que Jesucristo es el verdadero mesías, también predijo la cantidad de años que hay en el Medio Oriente de miedo, odio y guerra. En el complicado  escéptico mundo actual en el que vivimos se pude verificar la veracidad de este código.

Este es uno de los descubrimientos más grandes de todos los tiempos, que se puede lograr con la ayuda de una moderna computadora. Noten ustedes que el pueblo de Israel logró prepararse antes de los ataques con misiles Scud de parte de Sadam Husein. La ciudad de Tel Aviv en 1990 estaba poseída por el miedo, pues estaba amenazada por un posible impacto de alguno de estos misiles.

Mientras circulaba el miedo en Israel, 3 científicos analizaban una importante información, con la ayuda de computadoras y La Biblia podrían descifrar la fecha exacta del ataque, pero aun así había escepticismo de funcionarios israelitas.

Esta fecha fue predicha hace 4 mil años en las páginas de La Biblia. El servicio de inteligencia israelí (El Mossad), le había pedido a los científicos la verificación de 3 fechas y lo más prominente en el código bíblico era el Tercer Sabbath (18 de Enero de 1991). Y fue exactamente en esa fecha cuando Irak disparó un misil contra Israel y exactamente con un blanco definido hacia Tel Aviv.

La fecha exacta había sido descifrada mediante El Código Bíblico. Hace aproximadamente 16 años un grupo pequeño de judíos científicos – matemáticos, se propusieron crear un programa de computadoras con base científicas que podría demostrar o refutar la antigua tradición judía, de palabras o mensajes ocultos en el texto de La Torá, los 5 primeros libros de La Biblia.

Esta es una técnica conocida entre los criptógrafos como: “Código SLE” ó “Secuencia de Letras Equidistantes”. En La Torá todo apunta siempre al nombre de Dios (YHWH), es por este motivo que en la historia de la humanidad muy pocas cosas han sido también resguardadas y conservadas con tanto cuidado como la integridad de Los Rollos de La Torá.

Hace muchísimos años con variaciones muy pequeñas y hasta hoy en día, Los Rollos de La Torá se copian a mano por escribas que reciben adiestramiento y preparación muy estricta. A cada uno de estos escribas por siglos se le ha advertido “Si por casualidad omites o añades una letra en La Torá, Él podría por ello destruir todo El Universo”.

Bajo estos parámetros el Dr. Elihayu Rips, comenzó a estructurar su experimento, con la ayuda de un estudiante de postgrado que trabajaba en el campo general de la relatividad y otro pero erudito en sistemas de computación y los 3 formaron el primer equipo de investigación del código.

El primer estudio conocido como: “El gran experimento del rabino”, había sido a las 78 mil y pico de letras del Génesis y había revelado los nombres y las fechas de nacimiento de los 34 sabios más famosos de la historia judía. Aquí la probabilidad matemática de que esto ocurriera era muy mínima y sorprendió a sus propios investigadores, usando un texto que según la creencia judía, Dios dictó en forma literal letra por letra a Moisés. De esta forma “El código SLE existe en el texto hebreo”.

Este estudio se envió para ser revisado al prestigioso diario matemático Statistical Science y para su posible publicación. Esta publicación fue sometida a 3 dictámenes diferentes, y al final todos quedaron desconcertados.

¿Esto trajo como consecuencia un punto en común entre la religión y la ciencia?

Lo cierto fue que esto trajo una tormenta de controversias pues muchos se apresuraron a condenar los resultados y otros a respaldarlo. Este código bíblico es una realidad y desde mi humilde opinión fue escrito por “Dios mismo”.

El caso es que ninguno de los opositores ha hecho su propio estudio ni lo han sometido a una revisión científica de sus colegas. Muchos judíos y cristianos han aceptado Los Códigos Bíblicos, la misma Biblia nos advierte en Proverbios 25:2 y dice así: “Gloria de Dios es ocultar un asunto y gloria de los reyes el investigarlo”.

Muchísimas personas se sienten atraídas y fascinadas por los códigos secretos, pues estas han derrocado muchos tronos.

Un año después del asesinato del primer ministro de Israel, Michael Drosnin, encontró en los códigos el nombre del primer ministro y además conectado con la palabra asesinato, trato desesperadamente de convencer al ministro de que hiciera caso de la advertencia, pero jamás logro hacer nada y antes del transcurso de un año el primer ministro fue asesinado. Un tiempo después, Drosnin descubrió en el código, el nombre de un destacado político israelí, pero ahora el mensaje era distinto: Se refería a Benjamín Netanyahu, en forma específica a su éxito en las elecciones del cual para nada era favorito.

¿El Código Bíblico nos abre una ventana al futuro?

La Biblia prohíbe la adivinación en todos sus aspectos y los expertos en esta materia sostienen que el Código Bíblico no es adivinación y lo consideran incluso un insulto a Dios. Este tema también ha sido un fuerte punto de controversia.

También en el Código Bíblico hay una serie de palabras relacionados con la plaga denominada SIDA. En Génesis 19:15, se encuentra codificada la palabra SIDA, en el quinto capitulo también se encuentran palabras codificadas en esta forma: “En la sangre – muerte – virus – inmunidad”, incluso la abreviatura en hebreo se encuentra codificada ahí. La gran cantidad de cosas codificadas en La Biblia es realmente asombrosa.

¿Se podrían prevenir tragedias ahora que sabemos como descubrir los mensajes codificados?… He aquí otra pregunta controversial, no todos los códigos bíblicos se refieren al futuro pues algunos nos llevan al pasado.

El caso es que el Código Bíblico ha esperado por siglos la invención de la computadora para demostrar que realmente existe. También se encontraron 27 términos con el ataque a la embajada estadounidense en Nairobi – Kenya, 2 semanas antes del incidente los términos que se encontraron eran: “Embajada – Estados Unidos de Norteamérica”, se encontró 3 veces junto al coche bomba: “247 Muertos – Nairobi – Kenya”, la frase: “Matar ó Destruir”, también la fecha e incluido el día: “7 – Agosto – 1988 – 10:45”, y hasta los nombres de los terroristas.

Muchos dicen que si la búsqueda hubiera comenzado 3 semanas antes se hubiese podido evitar por entero la tragedia, pero otros piensan que nada puede cambiar el plan divino trazado por Dios.

La pregunta será entonces la siguiente: ¿Podemos o debemos alterar los hechos futuros descubiertos en el Código Bíblico? ¿Tendremos en nuestras manos las llaves que abren la puerta del mañana?

Hay también en el Código Bíblico una ratificación del personaje central del Nuevo Testamento: Jesucristo… Pero ¿Se puede demostrar la verdad del Código Bíblico? En el salmo 139:16 se lee: “Todo ya estaba escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos”.

En el Código Bíblico seguro está mi nombre, el tuyo y el de todos nosotros con todas las cosas que nos han de acontecer.

La inevitable confrontación entre los cristianos y judíos adquiere una intensidad distinta, mientras que el nombre de Jesucristo continúa apareciendo en muchas revelaciones del Código Bíblico.

Fíjense como se enlazan palabras unas con otras, esto se llama: “Matriz estructurada”. Esta es una de las matrices más largas que van desde el Génesis 1, hasta 2da de Samuel.

Aquí el término central es “Jesús” y al otro extremo encontraremos “Mesías”, a la derecha del tema central aparece otra vez la palabra “Mesías”  y lo mismo a su izquierda. A la derecha y hacia abajo aparece la palabra: “Redentor – Salvador – Mesías” y cruzando todos estos términos, “Verdadero y auténtico”, y finalmente “Yahvé”, el mensaje aquí está clarísimo y es que Jesús es el verdadero, auténtico y real mesías.

Esto también fue encontrado en el Código Bíblico ¿Quién es Él? El regalo Yeshúa, el mesías, ¿No es así? ¡Claro que si! También aparece “Vengo pronto con amor a Israel”.

Esta es la primera evidencia científica de que jamás hemos estado solos, ya que ningún ser humano puso este código en La Biblia. Una inteligencia muy diferente a la nuestra, una que puede ver a través del tiempo, codificó La Biblia hace 3 mil años, con información precisa del mundo actual y tal vez del de mañana y esto cambia todo. (Michael Drosnin).

Los hechos apocalípticos del final de los tiempos entonces ocurrirán, puesto que El Código Bíblico es parte de La Biblia y de hecho obra de la misma mano divina. Pues entonces deberíamos estudiar todo lo relacionado a las profecías del futuro, incluyendo por supuesto el 2012 y lo que están encontrando coinciden con las profecías establecidas.

New York es considerada la hija moderna de Babilonia y esto lo sugieren varios eruditos en este tema. Se han encontrado 14 puntos en una misma matriz en el libro de Levítico y esto tomando en conjunto parece sugerir un tipo de ataque terrorista contra New York, un poco después del año 2000. Esto podría ocurrir en los próximos 10 años.

“Estos no son hechos que tienen que ocurrir. El Código Bíblico no nos habla de un código inevitable, nos dice de todo nuestro posible futuro y lo que hagamos determinará el desenlace. Es que podemos cambiar nuestro futuro, de hecho es que por eso se codificó La Biblia, para que tengamos esta advertencia justo a tiempo para poder salvarnos”

Michael Drosnin.

“El mundo tal como es hoy en día, no puede continuar siempre así. Si creemos que las cosas siempre seguirán, nunca intentaremos cambiar nada ni transformar las cosas”.

Ramón Soto.

 

“Todos estamos invitados a crear un bello futuro para todos”.

Parapsicologo
Ramón Soto

Cambiar Idioma »