Terence McKenna filósofo estadounidense, desconociendo las predicciones mayas para el 21 de Diciembre del 2012, creo un programa de computación basado en el calendario chino del I Ching, mostrando los grandes acontecimientos de la historia de la humanidad.

Aquí se ven reflejados a partir del 21 de Diciembre del 2012, una serie de sucesos nunca antes vistos por el genero humano. Muchas personas consideran a Terence McKenna el descubridor de la fecha “21 de Diciembre del 2012”, según  las líneas del tiempo en el I Ching (El Libro Taoísta de los cambios). Según esta teoría a partir de ese momento, ya cesa el tiempo lineal y entramos en otra percepción del tiempo – espacio y podremos viajar en el tiempo.

McKenna era un metafísico contactado por seres de otros mundos, especialista en estados alterados de conciencia y la aceleración del tiempo.

También nos habla de la “Conciencia” que surgirá en estos años por la percepción, por el cambio del tiempo – espacio y el alma exteriorizada por nosotros. Esta es una versión interesantísima de lo que podrá sucedernos al ser contactado por seres de otras dimensiones.

En el año 2000 McKenna reconoció un patrón de los 64 hexagramas del I Ching, las 6 líneas y las 64 posibles combinaciones. Esto puede ser explicado como una proporción de cambio de cada hexagrama. Al proyectar esto en un grafico puso la misma en una línea de tiempo y encontró correlaciones muy intrigantes que coinciden perfectamente en por lo menos 4000 años de historia.

Cuando se creó el I Ching comenzó todo con la Dinastía  Chang, es el mismo período cuando comenzó la civilización en distintas y muchas partes del mundo. Los 64 hexagramas se repiten 64 veces durante la historia, McKenna llamó a esto:
“La Onda del Tiempo Cero”.

Bajadas y subidas de este grafico del I Ching predicen exactamente: La caída del imperio romano, el descubrimiento del nuevo mundo y las guerras mundiales del siglo 20. Lo más extraño de todo esto es que las líneas de McKenna llegan a una caída completa en una fecha específica: “21 de Diciembre del 2012”.

El mensaje de Terence McKenna es muy parecido al de Nostradamus, su medio es del Siglo 21. Es que la bola de cristal de McKenna era su computadora personal y un software diseñado por el mismo denominado: “La Onda del Tiempo Cero”.

McKenna decía que realmente había descubierto la estructura del tiempo, el desarrollo de La Onda del Tiempo Cero en los años 70, estudiando el antiguo Oráculo de predicción conocido como I Ching. El localizó a base de estudio, un logaritmo matemático que obviamente quería ser un calendario. Cuando McKenna los miró detalladamente vió que describía un flujo de cambio en la historia de la humanidad.

Cuando McKenna colocó la línea del tiempo cero sobre la historia, los picos y los valles (Depresiones), hizo un asombroso descubrimiento cuando caían los puntos del
I Ching, también caía la suerte del planeta, como por ejemplo: En 1556 la peste negra, un tercio de la población mundial del planeta muere, también toma como referencias la culminación del Renacimiento Italiano en 1492, con el descubrimiento del Nuevo Mundo, también las revoluciones Americanas, la Francesa y la segunda guerra mundial.

Es como si se estuviese dando una visión exacta del pasado y confiando que esa misma visión se pudiera manifestar en el futuro. El también afirmó que las predicciones del pasado nos dan la confianza de lo que se diga del futuro sea verdad.

El 21 de Diciembre del 2012, la línea baja hasta el fondo y sigue hasta el infinito. McKenna dice que lo que sucede en esos momentos será lo más significativo en la historia de la humanidad. Una de sus conjeturas es que lo que descubrimos en el 2012, hace que esto sea verdad: “Viajar en el Tiempo”.

Si desarrollamos la tecnología de viajar en el tiempo, se explicaría porque la onda no podía seguir una descripción lineal de la manifestación de los sucesos, porque esa manifestación no seria lineal en ese punto.

Hace aproximadamente 500 años Nostradamus predijo cambios continuos en el espacio – tiempo, que sucederían cerca y después del año 2000. Estamos viviendo un período de 67 años que va desde 1945 hasta el 2012, esta es una versión comprimida de un período histórico más largo de 4606 años de duración que también termina en el año 2012.

Por tanto hemos alcanzado por este calculo los últimos 70 años justamente ahora  eso es lo que estamos viviendo. El principio de este período es el renacimiento gótico, la ilustración europea, el descubrimiento de la física newtoniana, y el descubrimiento del Nuevo Mundo; todo tiene que ser comprimido en los primeros 22 años y eso es lo que cuenta para la naturaleza de la modernidad.

Todo ha venido subiendo y bajando en el surgimiento y caída de los imperios, hace mil años y todo esto está entrelazado, así como esta la orbita de la tierra unida al sol.

Se deben comprimir los últimos 4000 años de la historia, en este período de 67 años que van desde 1945 hasta el 2012. Hay un período de 384 días y este precede al 22 de diciembre del 2012, durante el cual los últimos 67 años y los últimos 4306 años deberán ser comprimidos.

Finalmente hay un período de 6 días en que todo esto se comprime, así la espiral se va estrechando y a medida que van más y más rápido las resonancias van convergiendo hasta que todo se ponga más intrincado cada vez como los enlaces de un ordenador.

Todo comenzará a conectarse con todo, no solamente las cosas del momento presente, sino también todos los momentos pasados, todo estará siendo: Atraído, exprimido y comprimido, hacia la producción del objeto trascendental del fin del tiempo.

“Todo será contraído hasta una dimensión atómica y devuelta a nosotros”.

“Nuestro mundo está en crisis por la ausencia de conciencia”

Terence McKenna.

“Cuando el tiempo se acaba, la sensación de que todo se acelera es muy perceptible”

Ramón Soto.

Parapsicologo
Ramón Soto. 

Cambiar Idioma »