Desde cualquier ángulo que queramos ver esto, María Magdalena fue una mujer extraordinaria. Si ella fue la esposa de Jesús y ahora es que nos estamos enterando, yo particularmente confieso mi amor por él y ella. Este amor es sólido e incambiable y me parece muy bien que el hijo de Dios, pudo tener una esposa, eso lo hizo un ser aún más humano y para nada se obstaculizo su misión titánica.

La obra de Jesús fue tan grande, monumental y maravillosa, que cosas como estas lo que puede ocasionar es que nuestra fe, amor, esperanza y respeto; crezcan aún más.

Los datos que nos ofrecen los evangelios sobre María Magdalena son muy simples y carentes de adornos. Lucas nos informa que ella era una seguidora de Jesús, oriunda de Migdal – Nunayah, un pequeño pueblo cerca de Galilea.

De ella Jesús había expulsado 7 demonios y esto los podríamos entender por una posesión demoníaca pero también como a una enfermedad del espíritu e incluso del cuerpo. Los evangelios hacen una exposición general donde la mencionan como la primera de un grupo de mujeres que contemplaron de lejos la crucifixión de Jesús y se quedaron sentadas frente al sepulcro mientras sepultaban al hijo de Dios.

También los evangelios señalan que en la madrugada después del sábado, María Magdalena y otras mujeres volvieron al sepulcro para ungir el cuerpo con aromas y entonces un ángel les comunica que Jesús ha resucitado y también les dice que manifiesten esto a sus discípulos.

A partir de los siglos 6 y 7, en la iglesia latina se entendió la identificación a María Magdalena con la mujer pecadora que en Galilea en la casa de Simón el fariseo, ungió los pies de Jesús con sus lágrimas. Algunos padres y escritores eclesiásticos ya la habían identificado como “La Mujer Pecadora”. María la hermana de Lázaro, que en Betania unge con un perfume la cabeza de Jesús. Sin embargo los datos evangélicos nos sugieren que haya que identificar a María Magdalena con María la que unge a Jesús en Betania.

Jesús alaba el amor de la mujer pecadora: “Les son perdonados sus muchos pecados porque ha amado mucho”.

Lucas 7:47

Después de todo aún si se tratara de la misma mujer, María Magdalena es la que aparece por todos lados en diversos párrafos ó capítulos bíblicos: “Su pasado pecador no es ninguna deshonra, pues Pedro fue infiel a Jesús y Pablo un perseguidor de cristianos”. La grandeza de María Magdalena no está en su imperfección sino en su amor.

Aunque la información sobre María Magdalena en los evangelios canónicos es muy escasa encontramos las siguientes citas:

  • De acuerdo al evangelio de Lucas: María Magdalena alojó y proveyó materialmente a Jesús y sus discípulos durante su prédica en Galilea.
  • Se añade que ella había sido curada por Jesús anteriormente. “Le acompañaban, los 12 y algunas mujeres que habían sido curadas de enfermedades y espíritus malignos: María llamada Magdalena, de la cual habían salido 7 demonios”.
  • De acuerdo con los evangelios de Marcos, Mateo y Juan, ella estuvo presente durante la crucifixión de Jesús.
  • En compañía de otras mujeres fue la primera testigo de la resurrección y según una tradición en la que concuerdan 4 evangelios, después comunicó esta noticia a Pedro y a los demás apóstoles.
  • Según un relato que solo aparece en el evangelio de Juan, ella fue testigo de una aparición de Jesús resucitado. Identificada con otros personajes lo que se cita a continuación son los únicos pasajes de evangelios canónicos, aquí se cita a “María  de Magdala”, aunque sin apoyo de evidencias textuales de ningún tipo se identifica a María Magdalena a otros personajes citados en el antiguo testamento.
  • La mujer adúltera a la que Jesús salva de la lapidación, esto solo se relata en el evangelio de Juan.
  • La mujer que unge con perfumes los pies de Jesús y los enjuga con sus cabellos antes de su llegada a Jerusalén, según evangelios sinópticos cuyo nombre no se menciona (Según Marcos y Mateo), sin embargo la unción tuvo lugar en Betania en casa de Simón el leproso, lo que ha llevado a identificar a esta mujer a su vez como: “María de Betania”.
  • María de Betania, hermana de Lázaro a la que se le atribuye en el evangelio de Juan, la iniciativa antes mencionada y aparece en otros pasajes conocidos del 4to evangelio, como la resurrección de Lázaro. Se identifica también como María la del episodio de la disputa entre Martha y María.

La Iglesia Católica venera oficialmente a María Magdalena como: “Santa María Magdalena y existen varios templos dedicados a ella en diversas partes del mundo”.

El Cristianismo Oriental honra a María Magdalena por su cercanía a Jesús y es considerada: “Igual a los apóstoles”. En Occidente se desarrolló basándose en su identificación con otras mujeres de los evangelios, la idea de que antes de conocer a Jesús se había dedicado a la prostitución. “Nada de estos pasajes estudiados por expertos, nos permitirá concluir que María Magdalena se dedicara a la prostitución”.

“María Magdalena era una mujer iluminada que pudo entablar un diálogo de tu a tu con Jesús”.

Recientes teorías sobre María Magdalena dicen: Hay hipótesis donde se habla de que María Magdalena habría sido la esposa o la compañera sentimental de Jesús de Nazareth y esto había sido ocultado cuidadosamente por la Iglesia Católica.

Estas ideas fueron desarrollada en algunos libros de historia como: “El Enigma Sagrado” (The Holy Blood and The Holy Grail), 1982 de Michael Baigent, Richard Leigh, Henry Lincoln y la revelación de Los Templarios (The Templar Revelation, 1997), de Lynn Picknett y Clive Princey. En estos libros se menciona a una dinastía fruto de la unión entre Jesús de Nazareth y María Magdalena.

Estas teorías posteriormente fueron captadas y aprovechadas por autores como: Peter Berling (Los Hijos del Grial) y Dan Brown (El Código Da Vinci), 2003.  Entre muchos otros… Aquí se indica a la Dinastía Merovingia, como la hipotética dinastía.

¿Pero realmente Jesús estaba casado con María Magdalena?

Hay escritos gnósticos que han sido usados para apoyar la afirmación de que María Magdalena fue la esposa de Jesús y algunos han afirmado que Jesús tenía la intención de que ella encabezara su iglesia. Incluso en estos pasajes gnósticos se describe algo de hostilidad hacia ella por parte de San Pedro y San Andrés.

“Estos pasajes no afirman si María y Jesús estarían casados ó de que él tenía o no la intención de que encabezara su iglesia”.

Se dice que Jesús tuvo una seguidora que lo amó tanto como para tener el valor de asistir a su crucifixión. Una seguidora a la que él amó tanto que la eligió como la primera persona en saber de su resurrección. María Magdalena en los evangelios canónicos nunca se le presenta como tal, a lo sumo como una pecadora arrepentida.

Para que ustedes saquen sus conclusiones en un tema tan delicado pero tan interesante, les dejo este artículo de prensa:

¿La prueba de que Jesús tenía esposa?

Un hasta ahora desconocido papiro sugiere la posibilidad de que Jesús tenía esposa.

 

Una investigadora de la Universidad de Harvard presentó el martes en una conferencia en Roma fragmentos de un papiro que podría reabrir el antiguo debate en el cristianismo sobre si Jesús estaba casado.

Según los expertos, el fragmento -que data del siglo IV- es auténtico e incluye las palabras: “Jesús les dijo, mi esposa…”, una frase que no aparece en los Evangelios.

“La tradición cristiana ha mantenido desde hace siglos que Jesús no tenía esposa, a pesar de no haberse encontrado ninguna evidencia de ello”, dijo en un comunicado Karen King, del Escuela de la Divinidad de Harvard y responsable de haber presentado el documento.

Según el diario estadounidense The New York Times, la investigadora ha consultado con varios expertos y todos creen que el fragmento no es apócrifo, aunque hacen falta más pruebas concretas para confirmar su autenticidad.

El trozo de papiro, no más grande que una tarjeta de visita, contiene ocho líneas en tinta negra en uno de los lados, escritas en el idioma que hablaban los cristianos coptos que habitaban el actual Egipto.

Según King, el descubrimiento no es una prueba concluyente de que Jesús estaba casado, pero sugiere que la discusión sobre si tenía pareja o no llegó a tomar relevancia en el cristianismo como consecuencia de los intensos debates en torno de la sexualidad y del matrimonio.

Varios expertos han dicho que el fragmento es auténtico.

Una vieja controversia

A pesar de la insistencia de la Iglesia Católica de que Cristo no tuvo esposa, la controversia sobre un posible matrimonio de Jesús ha reaparecido regularmente a lo largo de la historia y recientemente a tomado nuevo vigor con la publicación del (best seller) de Dan Brown “El código Da Vinci”.

Esta novela está basada en la idea de que Jesús estaba casado con María Magdalena y tenía hijos.

En una entrevista que King le concedió a The New York Times, la autora repitió varias veces que, si bien el fragmento no es una prueba definitiva de un posible casamiento de Jesús, sí es un importante descubrimiento en torno de los conceptos de casamiento, matrimonio y sexualidad que durante siglos han predominado en la Iglesia Católica.

El Vaticano ha reiterado que el sacerdocio no está abierto ni a mujeres y hombres casados, según el modelo establecido por Jesús.

King afirmó que el texto podría haber sido escrito siglos después de la muerte de Jesús y que en la literatura cristiana no aparece ninguna mención similar.

¿Auténtico?

Roger Bagnall, director del Instituto para el Estudio del Mundo Antiguo en Nueva York, apoyó la autenticidad del fragmento basándose en un examen del papiro y la letra, y Ariel Shisha-Halevy, un experto copto en la Universidad Hebrea de Jerusalén, llegó a la misma conclusión tras examinar el idioma y la gramática.

La investigadora Karen King recibió el papiro de manos de un coleccionista en 2011.

A pesar de todo, King afirma que la conclusión sobre la autenticidad del papiro dependerá de más pruebas y exámenes, y sobre todo del análisis de los componentes químicos de la tinta con la que fue escrito.

El fragmento, que pertenece a un coleccionista anónimo que contactó a la investigadora para que le ayudase a traducirlo y analizarlo, podría ser originario de Egipto o tal vez de Siria.

King cree que forma parte de un Evangelio perdido, al cual ha nombrado “Evangelio de la esposa de Jesús”, que fue probablemente escrito en griego en la segunda mitad del siglo II y posteriormente traducido al copto.

Este Evangelio podría atribuirse a uno de los discípulos más cercanos a Jesús, pero el verdadero autor sería desconocido aún incluso cuando se conservase el texto en su totalidad.

“El descubrimiento de este nuevo Evangelio ofrece una oportunidad de repensar el papel que el estado civil de Jesús jugó en las controversias cristianas sobre el matrimonio, el celibato o la familia”, afirma King.

“La tradición cristiana solo preservó aquellas voces que aseguraban que nunca se había casado. El nuevo descubrimiento sugiere que algunos cristianos habrían podido tener una opinión diferente”, concluye la investigadora.

Aún no se ha conocido la reacción del Vaticano.

El Vaticano ha reiterado que el sacerdocio no está abierto ni a mujeres y hombres casados, según el modelo establecido por Jesús”.

Fuente:[notice] http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/09/120919_jesus_esposa_fragmento_ar.shtml[/notice]

 

Parapsicólogo
Ramón Soto

Cambiar Idioma »