Hay momentos en nuestras vidas donde las cosas no salen para nada como esperamos. Es como si el mundo se nos viene encima con una carga de problemas muy difíciles de solucionar.

Enfermedades muy fuertes y repentinas, negocios que se caen sin causa aparente y con fuertes pérdidas materiales, relaciones afectivas que se destruyen causando un fuerte desequilibrio emocional, pesadez en nuestro hogar acompañado de ruidos extraños, se nos pierden objetos en forma muy rara y un sinfín de sucesos casi todos seguidos que definitivamente nos obligaran a pensar: “De que vuelan, vuelan…”.

Recuerdo que en una oportunidad en una tienda esotérica que tenía en Galerías Prados del Este, en forma repentina llegó un olor putrefacto que inundo el ambiente y me costó 3 días para sacar esa mala energía y luego de desarmar y revisar todo el local.

Pienso que todos somos vulnerables a la Brujería y estoy seguro que es una necesidad estar atentos para detectarla y combatirla, siempre bajo la supervisión de una persona conocedora de la materia y muy honesta.

Pero… ¿Qué es la Brujería?

Podemos definir a la Brujería como una serie de conocimientos prácticos acompañado de actividades, dirigidos a solucionar problemas ó a ocasionarlos. Estos conocimientos son atribuidos a ciertas personas denominados Brujas y Brujos, dotados de habilidades mágicas que pueden ser usadas para: “Ayudar” ó para “Dañar” a las personas.

La creencia en la Brujería se ha relacionado constantemente con la creencia en “El Diablo” y de ahí la persecución implacable de La Iglesia Cristiana hacia la Brujería. Durante la Edad Moderna se desató en Europa una obsesión descomunal por la Brujería y esto desembocó en procesos y ejecuciones de brujas y la cacería de brujas “La Caza de Brujas”.

Desde el siglo 20, el término Brujería ha sido reivindicado por sectas ocultistas y religiones Neo-Paganas como por ejemplo: “La Wicca”, para designar a todas aquellas personas que practican cierto tipo de magia, sea “Magia Negra” ó “Magia Blanca” e incluso a personas seguidoras de una religión determinada.

Historiadores europeos acusaban a la Iglesia Católica en la llamada “Caza de Brujas”, estas persecuciones fueron realizadas bajo el nombre de Dios y aquí fue inventada la imagen de la bruja maléfica, esta controversia continúa en la actualidad.

La primera persona que manifestó estar en desacuerdo con la cacería de brujas fue el médico protestante Johann Weyer (1515-1588). El concluyó que las personas acusadas de Brujería eran mujeres ancianas que según él sufrían de melancolía.

Dentro de la iglesia católica se destacan 2 figuras dentro de la caza de brujas: Alonso de Salazar y Frías y el Jesuita Friedrich Spee.

Según los teóricos las características principales de las brujas eran las siguientes:

  • Vuelo en palos (Escobas), animales y demonios con la ayuda de ungüentos.
  • Encuentros nocturnos con El Diablo y otras brujas en el Sabbat ó Aquelarre.
  • Pactos con el Diablo.
  • Sexo con demonios. (Incubus y Sucubus).
  • Magia negra.

Los brujos y brujas del siglo 21 llevan una vida normal y les aseguro que esta comunidad está en un crecimiento constante y siempre en contacto con la madre tierra.

Los brujos actuales están retomando costumbres que provienen de sus ancestros, se dice que la brujería es un conocimiento ancestral que nos llega de Europa. La Brujería ha sido muy perseguida por la Iglesia Cristiana.

En la Europa Post-Medievo aconteció uno de los episodios más oscuros en la historia europea, en algunos países se llegó a asesinar al 40% de la población, sitios donde se manejaban este tipo de fuerzas y energías fueron prácticamente arrasados.

Los brujos y brujas fueron blanco de calumnias, mentiras y envidias, de aquí se generaron grandes ejecuciones. Hay que hacer referencia a un libro denominado: “Malleus Maleficarum” (The Witch Hammer), el cual es el tratado más importante que se haya publicado en lo relacionado a la persecución de brujas e histeria brujeríl del renacimiento.

Este es el más famoso de todos los libros de Brujería escrito aproximadamente en 1486. Este libro es la primera fuente para consultar la comprensión histórica y la naturaleza de la brujería del Satanismo. Los efectos del Malleus Maleficarum se esparcieron por toda Europa y causó fuerte impacto en Italia y Francia e incluso en Inglaterra

“Malleus Maleficarum” (The Witch Hammer) Click aqui para leer el libro en español: [notice]http://www.fder.edu.uy/contenido/penal/pdf/2010/malleus-maleficarum.pdf[/notice]

Los cálculos de la cantidad de mujeres quemadas (Brujas) van de 60 mil a 2 millones y hasta 5 millones según distintos autores. En este libro se relaciona a la Brujería con el Diablo (Satanismo). Esa fue la coartada perfecta de la iglesia para relacionar a la Brujería con el Diablo y así exterminar a todas las brujas…
¿Es esto Cristiano?

Los brujos y brujas de esta época eran personas consideradas, respetadas y queridas en sus comunidades, pues se trataba de hacer el bien a las personas. Había ancestralmente un conocimiento sobre hierbas, ungüentos y pociones que sanaban y curaban. Quiero hacer notar que habían y aún hay: “Personas que pueden modificar la lluvia”, ó sea tomaban cierto control sobre los elementos en pocas palabras personas que hacían llover en regiones donde la sequía era severa.

Pero estas personas con estos poderes ancestrales fueron brutalmente torturadas y asesinadas, estoy hablando de torturas que realmente da vergüenza y pena describirlas por respeto al ser humano.

Solamente puedo decir que las torturas eran tan horrendas que las personas sometidas a esta brutalidad terminaban confesando: “Cosas que jamás habían hecho”.

La tercera parte del libro Malleus Maleficarum son consejos que se dan a Magistrados de la iglesia para detectar brujas y como torturarlas para sacarles como sea “La Verdad”.

Aquí la tortura fue considerada un elemento válido para obtener confesiones.

Cuando se habla de las brujas que vuelan en escobas, se está hablando de “Viajes Astrales”. La Brujería tiene un fuerte componente de Chamanismo, recordemos que hay ciertas plantas con poderes extraordinarios como: “La Ayahuasca” donde se efectúan una serie de viajes astrales. Aquí la Glándula Pineal produce la Dimetiltriptamina (DMT).

En resumen la Brujería existe y tiene 2 caras, una buena y una mala, existe la magia negra para hacer daño y eso en la actualidad parece ser el pan nuestro de cada día.

También existe la Brujería buena destinada para ayudar a los demás y acabar con las cosas malas a esta se le denomina: “Tumbar Trabajos”.

También existen una gran cantidad de estafadores, depredadores de nuestro dinero que lejos de solucionar problemas, los agravan.

Los brujos actuales son grandes conocedores de las plantas y sus propiedades, son eternos enamorados para tener un buen jardín o simplemente plantas a las cuales cuidan con amor y con respeto.

“El contacto con las plantas y la tierra es un contacto con la madre naturaleza que incluso puede fortalecer nuestra salud”.

Ramón Soto.
Parapsicólogo
ramonarketipos@hotmail.com
@ramontarot
facebook: Tarot Sideral

Cambiar Idioma »