PortadaSerendipia

Serendipia se define como un descubrimiento o un hallazgo afortunado que  en forma inesperada se produce cuando se está buscando una cosa distinta. También podemos decir que es la habilidad que tiene una persona para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante, aunque no tenga relación con lo que busca. ¿Casualidad?, ¿Coincidencia?, ó ¿Algo Accidental?

El caso es que en la ciencia son frecuentes las Serendipias e incluso Albert Einstein reconoce esta cualidad en algunos de sus hallazgos.

El término serendipia deriva del inglés serendipityneologismo acuñado por Horace Walpole en 1754 a partir de un cuento tradicional persa llamado «Los tres príncipes de Serendip», en el que los protagonistas, unos príncipes de la isla Serendip —que era el nombre árabe de la isla de Ceilán, la actual Sri Lanka—, solucionaban sus problemas a través de increíbles casualidades. Las versiones inglesas del relato provienen del libro Peregrinaggio di tre giovani figluoli del re di Serendippo publicado en Venecia en 1557 por Michele Tramezzino, según traducción de Christoforo Armeno.1 2 El cuento se recoge en el libro de poemas de 1302 Hasht Bihist (“Ocho paraísos”) de Amir Kushrau.2

La palabra serendipia se usó mucho en sus orígenes, pero fue cayendo en desuso. Ha sido rescatada recientemente gracias al renovado interés en este tipo de asuntos y a otros motivos culturales (hay una película del año 2001 dirigida por Peter Chelsom y protagonizada por John Cusack y Kate Beckinsale).

 

http://www.youtube.com/watch?v=9iIF2sQkZ9U
Tráiler

http://www.youtube.com/watch?v=GF8sdZSCQWc
Película Completa en Ingles sin Subtítulos.

Fuente: (Wikipedia)
Link: http://es.wikipedia.org/wiki/Serendipia.

En la historia, ciencias, literatura y en otros campos, encontraremos muchos ejemplos de Serendipia y algunos de ellos maravillosos y espectaculares. Hay una gran cantidad de descubrimientos científicos que han sido producidos por “La Casualidad”.

 

¿Pero la Casualidad existe ó hay algo más de fondo?

Analicen ustedes algunos de estos ejemplos de Serendipias:

Aproximadamente en el año 1630, un indio enfermo de Malaria y con mucha fiebre se perdió en una selva aledaña a Los Andes, en esa zona crece en forma abundante un árbol llamado: “Quina Quina”. El indio en cuestión encontró un charco con agua y empezó a beber su agua fresca motivado a que tenía mucha sed.

Debido al sabor amargo del agua el indio pensó que se estaba intoxicando, hay que hacer notar que anteriormente se pensaba que este árbol era venenoso. El indio decidió seguir tomando agua sin importar su sabor amargo y desapareció la fiebre y en pocos días estaba totalmente curado de la Malaria. Se comenzó a utilizar la corteza de este árbol y así surgió “La Quinina” la cual cura la Malaria, noten ustedes que la Serendipia llevó a la cura de esta enfermedad.

Louis Daguerre considerado el pionero de la fotografía, este señor quería conservar una imagen fija y nítida en una placa fotográfica, él había hecho muchos experimentos sin conseguir plasmar con nitidez una imagen sobre la placa.


Louis Daguerre

Un día guardó una serie de placas en un armario, días después sacó las placas y observó que una imagen quedó plasmada con una nitidez impresionante. Aquí pasó que el mercurio que había en un termómetro se derramó y produjo gases que trajeron como consecuencia la nitidez de la imagen en las placas.

¿Un hecho totalmente casual?… Pues la Casualidad “No Existe”.

Otro caso es el de Alexander Fleming el cual investigaba la gripe. En el año 1928, un buen día se percató que un moho de color azul verdoso se había pegado en placas en la cual hacía sus ensayos. Había matado a la bacteria de la Staphylococcus la cual estaba cultivando en esas placas para su estudio.

El resultado de esto fue el descubrimiento de la Penicilina, este es otro caso de Serendipia y por esto se han salvado millones de vidas en este planeta. Noten ustedes que estos descubrimientos ayudan notablemente a la evolución humana. La Serendipia en algunos casos puede ser muy útil y en otros no.

Muchas veces pensamos en alguien y estas personas nos llaman de repente o nos la encontramos. Muchas veces pensamos en alguna cosa y otra persona nos habla de eso en que estábamos pensando.

Recuerden ustedes las famosas concurrencias numéricas cuando vemos el reloj (11:11). ¿Acaso nos están dando señales?

11..11

Dos casos curiosos:

En la noche del 28 de julio de 1900, el rey Humberto 1 de Italia cenaba con su ayudante en un restaurante de la localidad de Monza, donde debía presenciar un concurso de atletismo al día siguiente. Con gran sorpresa observó que el propietario del establecimiento era idéntico a él. Por curiosidad, entabló conversación con él, y fue descubriendo que existían entre ellos otras semejanzas.

El dueño también se llamaba Humberto; al igual que el rey, había nacido en Turín, y en el mismo día; y se había casado con una chica llamada Margherita el mismo día en que el rey se casó con su esposa, la reina Margherita. Y había inaugurado el restaurante el día en que Humberto 1 fue coronado rey de Italia.

 

El rey quedó fascinado e invitó a su doble a que asistiera al concurso de atletismo con él. Pero al día siguiente, ya en el estadio, el ayudante del rey le informó que el dueño del restaurante había muerto aquella mañana después de que le hubieran disparado misteriosamente. Y mientras el rey expresaba su pesar, un anarquista que surgió de entre la multitud disparó contra él y le mató.

Umberto-I_1844-1900

Otra extraña coincidencia conectada con una muerte ocurrió mucho más recientemente. El domingo 6 de agosto de 1978, el pequeño despertador que el papa Pablo VI había comprado en 1923 -y que durante 55 años le había despertado a las seis cada mañana- sonó repentinamente, y de un modo estridente. Pero no eran las seis; eran las 9,40 de la noche y, de forma inexplicable, el reloj empezó a sonar cuando el papa yacía moribundo. Más tarde, el padre Romeo Panciroli, portavoz del Vaticano, comentaría: “fue de lo más extraño. Al papa le gustaba mucho el reloj. Lo compró en Polonia y lo llevaba siempre consigo en sus viajes.”

¿Estas cosas son Coincidencias o son mensajes dirigidos a nosotros?, ¿Nos muestran caminos que debemos seguir? ó ¿Simplemente evitar? Estas cosas son fuerzas invisibles del Universo Sideral que nos rigen y nos controlan.

Hipócrates creía que estábamos conectados al Universo por afinidades ocultas, las cuales estaban misteriosamente enlazadas a nosotros: “Hipócrates creía en la Serendipia mal llamada Coincidencia”.

hipocrates

La Serendipia es la punta del iceberg que oculta una seria de principios cósmicos, los cuales nosotros no alcanzamos a comprender ni reconocer debido a la limitación de nuestra mente. La Serendipia es la huella visible de elementos totalmente desconocidos para nosotros.

Carl Jung nos habla de “La Sincronicidad”, la cual es uno de los aspectos más enigmáticos y cautivadores del Universo. Es como si las cosas tuvieran hilos invisibles que solo por momentos en estados elevados de conciencia o por una misteriosa alineación podemos vislumbrar. Aunque el concepto de Sincronicidad existe desde el principio de los Vedas fue el Psicólogo Carl Jung que inició el estudio de ese fenómeno rigurosamente.

La Sincronicidad es la ocurrencia temporal coincidente de eventos acausales, Jung toca los campos más profundos de la mente humana. Todo esto es una especie de amalgama racional y lógica que en la mente inconsciente proyecta en forma real generando la Serendipia.

 jung_carl_gustav1_ 

“Una Serendipia obedece a fenómenos muy complejos y profundos tocando realidades difíciles de entender a la mente humana”.

“La Serendipia es una especie de punta de iceberg, o sea la punta es lo que apenas podemos percibir, pero todo aquello que está sumergido en esa inmensa masa de hielo flotante, definitivamente no alcanzaremos a comprender ni tampoco a reconocer”.

También se puede definir a la Serendipia como: “La facultad de realizar felices descubrimientos por accidente y en forma inesperada, también es un don para el hallazgo de cosas valiosas y agradables que no se estaban buscando”.

El término Serendipia aún no ha sigo glosado por La Real Academia Española. (RAE) y el único diccionario donde aparece bajo la acepción de “Serendipidad”, es el diccionario español actual de Manuel Seco, Olimpia Andrés y Garino Ramos para quienes significa: “Facultad de hacer un descubrimiento o hallazgo afortunado de manera accidental”.

Nota: “La Serendipia es la energía del Universo Sideral que se hace presente en mentes creativas. Comprender y explicar esta energía es muy difícil”.

 

Parapsicólogo 

Ramón Soto

Cambiar Idioma »