portadapodemoshablarconlosmuertos

 

Este es un tema de mucha controversia y muy complejo que podría fácilmente producir largas discusiones. Aconsejo mucha prudencia cuando abordemos este tema, es que digerir esto no es para nada sencillo y corremos el peligro de atraer “Malas Energías”, por lo tanto es aconsejable la oración sincera con anterioridad.

 

¿Se pueden relacionar los difuntos con el mundo material?

 

Para entender este tema es necesario explicar que el ser humano tiene 7 cuerpos o planos y son los siguientes:

  1.     Físico
  2.     Etérico
  3.     Astral
  4.     Mental
  5.     Causal
  6.    Alma
  7.    Espíritu

Nosotros los seres humanos vivimos y nos movemos en “El plano físico”, este es el plano más denso, de carne y hueso incluso el más conocido. Dentro de este cuerpo o plano se mueven 3 arcanos del Tarot: El Mago, La Justicia y El Diablo, estos rigen y manipulan al plano que nos ocupa.

 

ElMagoLaJusticia ElDiablo

“Toda nuestra vida diaria se desenvuelve en este plano y cuerpo físico”.

 

Estamos sujetos a diario a las trampas de El Mago, también a las leyes de La Justicia, cuando este arcano se invierte; entonces se manifiesta La Injusticia. En todo caso el arcano La Justicia es la representación de El Karma.

En tercer lugar estamos manipulados y sometidos por el arcano El Diablo. Quiero hacer hincapié que la carta El Diablo también representa a Las Entidades Astrales Parasitarias (EAP), las cuales nos chupan la energía vital causándonos cansancio, dolores fantasmas y nos hace blanco de mentiras.

Estos demonios muy fácilmente pueden imitar al espíritu de las personas muertas y hacerse pasar por nuestros familiares y otros seres queridos, pues son maestros de la confusión y la mentira, utilizando ademanes y gestos auténticos.

Estos seres malignos (EAP), pueden leer perfectamente la mente de cualquier médium y ponerlo a hablar con la mismísima voz del difunto. Estos demonios representados por la carta El Diablo, leen perfectamente “La memoria del difunto que quedó archivada en Los Registros Akáshicos”, revelando a las demás personas presentes en el show: “Cosas realmente sorprendentes incluyendo secretos guardados por años”.

Lo mismo y hasta con más destreza, dominan la mente de cualquier médium, extrayendo la información que necesiten. Yo no tengo dudas de que pueda suceder en algún momento comunicación con los muertos, pero les advierto que este terreno está dominado a la perfección por estos seres (EAP).

Solamente cuando el ser humano que muere en paz y ha llevado una vida recta ayudando a muchísimas personas, puede estar libre de estos seres malignos y hasta darnos un mensaje o varios: “Si no los merecemos”. En pocas palabras “Buen Karma”. Se hace muy pero muy difícil la comunicación con los muertos, es preferible no experimentar con estos temas y menos: “Profanar tumbas”, pues ese terreno es prohibido y está bajo los dominios de Las Entidades Astrales Parasitarias (EAP) y tarde o temprano nos pasaran factura.

También estos demonios pueden torcer la acción de La Justicia y hacernos molestar, cuando esto pasa la comunicación auténtica con los difuntos es “Imposible”. Estas entidades malignas también nos manipulan mediante la trampa y el fraude. (Carta El Mago).

 

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

También su amor y su odio y su endivia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo de El Sol.

Eclesiastés 9:5-6

Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.

2da de Corintios 11:14

 

            En relación al “Plano Astral”, vamos a definirlo en forma sencilla: En este plano nuestro “Cuerpo Astral” es nuestro cuerpo tal como lo vemos en nuestro sueño. En este plano podemos volar, flotar o sea es muy sutil.

Este plano es llamado también: “El Hades” o “La Región de los muertos”, aquí habitan los sentimientos. El Cuerpo Astral tiene aura y puede dejar los otros 6 cuerpos para viajar por el Universo Sideral.

También en este plano están las (EAP), siempre buscando su alimento para devorarnos y como en este plano habitan los sentimientos, bueno recordemos que estas entidades se alimentan también de eso. También en este plano se mueven 3 Arcanos Mayores que son: La Emperatriz, La Rueda de la Fortuna y La Estrella.

 

LaEmperatriz LaRuedadelaFortunaLaEstrella

Para penetrar al Plano Astral, tenemos que hacer buen uso de esos 3 arcanos, es que soñar con algún familiar o cualquier otro ser fallecido y libres de las influencias malignas de las (EAP): “Ya estamos haciendo contacto con los muertos y podremos comunicarnos con ellos”.

Será necesario analizar muy  bien los mensajes porque muchos de ellos serán muy abstractos.

Será necesario orar antes de dormirnos, tener siempre buenas relaciones con el sexo opuesto. (Respeto y Consideración). Es aconsejable antes de acostarnos a dormir no llevar a la cama, problemas con el sexo femenino (La Madre, las hermanas, la esposa, la novia, etc…). Si nos acostamos y nos llevamos a la etapa del sueño cualquier desavenencia con el sexo opuesto, entonces no seremos asistidos en forma benévola por la carta La Emperatriz que representa La Virgen y La Naturaleza, dadora fértil de todo cuanto existe.

En relación a La Rueda de la Fortuna, este arcano nos transmite un mensaje desde este plano astral: “Debemos activarnos en la búsqueda de lo espiritual para la solución de los problemas, en pocas palabras jamás dejen a un lado lo espiritual”. Estoy segurísimo que los seres desencarnados que viven en El Plano Astral, están preocupados por nosotros, sobre todo cuando son familiares y seres queridos y harían cualquier sacrificio por ayudarnos.

Cuando esta ayuda se manifiesta, las peticiones que les enviamos a nuestros seres fallecidos; llegan a los oídos de las “Entidades Superiores” y es ahí cuando se está manifestando la carta La Estrella y vendrán “Momentos Favorables”. En varias oportunidades y en forma muy sutil, se presentarán, comunicaciones con nuestros muertos, pero los momentos de contacto son muy cortos.

Es muy importante entender que hay vida después de La Muerte. En este sitio se llega a través de una especie de túnel o agujero de gusano: “Hay vida y seres vivos”, es aquí donde reina La Paz y El Amor, es ahí donde la belleza no podrá ser explicada por ningún ser humano. Es que no existen las palabras en ningún idioma para describir tanta Belleza, Ritmo y Amor.

 

tunel

 

Las personas desencarnadas que viven en el plano el cual hacemos referencia, ya saben de antemano cual es el comienzo y el final de las cosas, y creo que esos seres piden a “Entidades Superiores” por nuestros problemas cualesquiera que sean.

 

“Pero no creo que nos contacten para no romper ese equilibrio perfecto”.

 

Conclusiones:

 

            Entre las personas que han sufrido la pérdida de un ser querido, es más común la comunicación con los muertos, muchos estudiosos de este tema consideran esto como un trastorno psíquico, sobre todo si estas personas ven algo fuera de lo común, se considera que están alucinando.

Estas experiencias pueden ser producto de un fuerte deseo de comunicación con la persona fallecida. El estrés y la fuerte necesidad de contacto pueden atraer a la persona fallecida, pero también a “Otro tipo de entidades generalmente negativas”.

Hay casos que se registra contacto con muertos meses o años después de la partida del ser querido, esto no coincide con el mayor shock emocional de la persona viva que queda afectada. Pero… ¿Cuántas personas han tenido estas experiencias? Bill y Judy Guggeenheim en investigaciones sobre: “Comunicaciones después de La Muerte” (ADC Project – After Death Communication in USA) han llegado a la siguiente conclusión: “Basados en nuestra investigación, estimamos en una forma conservadora, que al menos unos 50 millones de americanos, o sea el 20% de la población de Los Estados Unidos; han tenido 1 o más experiencias de comunicación después de La Muerte”.

“Los porcentajes se elevan dramáticamente, entre los padres que han perdido a un hijo, los viudos, los niños que han perdido a sus padres y todas las demás personas que hayan sufrido la pérdida de un ser amado”.

Estos autores opinan que las comunicaciones con las personas difuntas, también son muy comunes en otras partes del mundo, donde son socialmente aceptadas como: “Comunicaciones reales de seres queridos fallecidos”.

La gente que ha vivido estas experiencias es capaz de compartirlo libremente con los demás.

 

Tipos de Comunicaciones después de La Muerte.

 

  • Sentir la presencia de la persona fallecida: Esta sensación es distinta, prácticamente casi física de que “Él o Ella están presentes”. Algunas personas reciben: “Mensajes no verbales en esta forma”. Esta es la comunicación menos tangible y concreta, pero cada experiencia tiene su comienzo y su final muy bien definido, o sea las personas que experimentan este tipo de comunicación, están plenamente conscientes de la llegada y partida de los seres queridos.
  • Comunicaciones auditivas: Es recibir un mensaje verbal o escuchar la voz de la persona fallecida. Esta voz es audible y externa, es como si escucháramos la voz de cualquier otra persona hablando con nosotros.
    La mayoría de las personas reportan haber escuchado la voz internamente y están convencidos también de lo externo de la voz. Podríamos entender esto como: “Comunicación Telepática”, pero lo que sí se destaca es “La voz familiar”, estos mensajes son cortos y de pocas palabras.
  • Comunicaciones Táctiles: Es cuando se siente el contacto físico con una persona fallecida como (Toques leves, una suave caricia o beso, cuando nos tocan un hombro o el cabello). Estas experiencias generalmente se presentan combinadas con experiencias auditivas.
  • Comunicaciones Olfativas: Se puede tratar de una fragancia específica asociada con el ser querido fallecido, que puede ser su perfume o colonia. También podemos percibir olores a tabaco, bebidas y comidas.
    “Siempre el olor percibido está totalmente fuera del contexto del entorno”.
  • Comunicaciones Visuales: Se trata de ver a la persona fallecida y pueden ser apariciones parciales o completas. En la aparición parcial solo podremos ver una parte del cuerpo del difunto y si vemos el cuerpo entero: “No lo veremos sólido”.
    Muchas veces veremos al ser amado como una luz brillante (Casi siempre la parte superior del cuerpo), y transparente. Durante este tipo de aparición podremos sentir la presencia, escuchar la voz, sentir el contacto y hasta oler su fragancia.
    Este contacto puede suceder de día o de noche o incluso estando solo o rodeados de varias personas. Muchas veces se ve una luz brillante detrás de la persona fallecida, esta es una luz blanca y clara, muchas veces con tonalidades doradas, amarillas o azuladas; o sea algo parecido al “Aura Humana”.
    Hay casos de apariciones completas donde el cuerpo de la persona fallecida se ve como si estuviera allí (Sólido y Real). Aquí se percibe una gran paz espiritual, paz y amor, esto lo irradia el ser amado.
  • Comunicación en forma de visiones: Aquí se ve a la persona fallecida como en una foto en 2 dimensiones o como un holograma en 3 dimensiones. Esta imagen podremos verla con los ojos abiertos o cerrados.
    Estas visiones internas son captadas por nuestra mente y los colores son vívidos y brillantes irradiando su propia luz. Es como si viéramos a través de un agujero hacia otra dimensión y nuestra intuición nos indicará que hay un mundo espiritual más allá de este: “Estas comunicaciones se experimentan durante una profunda relajación, meditación u oración”.
  • Comunicación en estado de ensueño: Esta comunicación se produce cuando comenzamos a dormir o justamente cuando nos estamos despertando. En este estado (Alfa), es cuando lo alcanzamos espontáneamente al dormir y despertarnos.
    Este estado puede ser inducido por la meditación, la oración profunda e hipnosis.
  • Comunicaciones en sueños: Es cuando hacemos contacto mientras dormimos, muchas veces decimos: “Fue un sueño pero no era un sueño normal, pues era todo muy real”. Las comunicaciones en sueños se siente como un contacto cara a cara con la persona fallecida. Los colores son claros y hasta podríamos decir que están en HD (High Definition), estos sueños: “No lo olvidamos”.
  • Comunicación durante una experiencia fuera del cuerpo (Viaje Astral): Es cuando sentimos la sensación de salir de nuestro cuerpo físico y en ese momento nos encontramos con la persona fallecida. Estas experiencias son menos conocidas que las anteriores y pueden producirse incluso mientras estamos despiertos, entre el sueño y la vigilia o simplemente dormidos.
    En algunos casos esta experiencia se parece mucho a una experiencia cercana a la muerte, pero con la diferencia de que no estamos en peligro de muerte.
  • Comunicación a través de fenómenos físicos: Este es el caso de luces que se encienden y se apagan solas, también los aparatos eléctricos. Muchas veces las cosas se cambian de lugar y aparecen en otro lado, es como si nos llamaran la atención.

 

Parapsicólogo
Ramón Soto

 

 

Cambiar Idioma »