death 

            La muerte no es un instante completamente irreversible y “La Conciencia y sus tránsitos” son como una especie de hoyo negro. Es que la muerte no es un estado sino un proceso, la muerte se compone de una serie de condiciones que se suceden poco a poco y no en forma simultánea.

Durante un paro cardíaco las células de nuestro cuerpo aún no se dañan por la falta de oxígeno. Durante aproximadamente 50 años se creyó que la resucitación cardiopulmonar (RCP), solo podía realizarse durante los primeros 10 minutos luego del evento. Un día como hoy sabemos que este período se podrá extender hasta por 40 minutos o más, sin causar daño al cerebro; es por esto que medicamente: “La Muerte es reversible”.

En el lapso de tiempo que las personas pasan: “En algún sitio”, o sea entre la inconciencia del infarto y la vuelta a la conciencia después de la resucitación. Este debate es muy amplio y ocasiona más preguntas que respuestas. Sam Parnia es un médico que recientemente escribió el libro: “Erasin Death, the Science that is Rewriting the Boundaries Between Life and Death” (Borrando la muerte, la ciencia que está reescribiendo las fronteras entre la vida y la muerte).


Dr Sam Parnia

9780062080622

Es médico consiguió una entrevista para la revista: “Wired” donde aborda algunos puntos que modifican nuestro entendimiento de la muerte, esto nos abre muchas preguntas sobre la solución de este interesante problema. Lo que sabemos hasta ahora y hay evidencia de ellos: “La Conciencia no se aniquila”, pues continúa por unas horas aunque en un estado de hibernación que no pueden ver desde afuera.

El Dr. Parnia ha trabajado por años en sala de emergencias, y es además: “Investigador de la conciencia en el período después de la muerte”. Este brillante médico ha documentado una serie de eventos de este tipo en más de 25 hospitales de los Estados Unidos y Europa. La evolución médica sobre este tema ha sido clave para mejorar las técnicas de resucitación durante los últimos 50 años.

Hoy en día sabemos que bajar la temperatura del cuerpo mientras se practica la (RCP), ayuda a proteger el cerebro del daño cerebral debido a la falta de flujo sanguíneo, y a la vez se da más tiempo al equipo de resucitación para trabajar.

shutterstock_118272151

“Mientras estos procedimientos siguen avanzando y mejorando, muchísimas personas en todo el mundo han relatado experiencias sensoriales  y de gran paz”.

Para el Dr. Sam Parnia el hecho de que la conciencia continúe funcionando en un período de baja intensidad durante algún tiempo después que el corazón se detiene, no implica que todas las personas experimenten y cuenten las mismas vivencias sensoriales, pero a pesar de las diferencias, el doctor cree que saber que estas experiencias existen, en todos los casos debería de ayudarnos a aceptar la muerte como algo distinto y tranquilizante a lo que generalmente pensamos.

El miedo al dolor y a la incertidumbre sobre estas circunstancias, es lo que nos pone aprehensivos frente a la idea de morir. El caso es que la ciencia está demostrando que los primeros momentos luego que desaparecen las funciones cardíacas, después de todo no es tan aterrador.

A través de la historia tratamos de explicar las cosas de la mejor manera que podamos con las herramientas de la ciencia. Los científicos de miente abierta y más objetivos reconocen que “Tenemos limitaciones”, si algo es inexplicable para la ciencia no significa que sea supersticioso o equivocado.

“Cuando se descubrió el electromagnetismo, fuerzas que no podían ser vistas o medidas, fueron muchos los científicos que se burlaron”.

 

Otro punto de vista.

          Después de la muerte, esa parte del hombre llamada: “Conciencia”, continúa su existencia pero en condiciones totalmente distintas. Les puedo decir que esa existencia: “No es pasiva” ya que la persona continúa el proceso de pensamiento, o sea siente y desea, prácticamente como lo hacía cuando estaba en vida.

Sin embargo no todas las conclusiones de los médicos reanimadores tenemos que tomarlas en forma literal, es que a veces la ciencia emite opiniones basadas en datos incompletos e incluso hasta erróneos. Desde otro punto de vista se dice que las teorías actuales de la física sugieren con fuerza: “Lo indestructible de la mente frente al tiempo”, así concluye Erwin Schrödinger en uno de los capítulos de su libro: “Mente y Materia”, este científico ganó el premio nobel de física en 1933.

A Schrödinger le preocupaba muchísimo lo que ocurre con el “Yo individual” después de la muerte, al final llegó a la conclusión de que: “La mente puede transcender a la muerte física”. “La conciencia sigue siendo la misma en un cuerpo físico o fuera de este, aquí el desarrollo puede llevarse a cabo con más facilidad que cuando está limitado y condicionado por el cerebro”. El período después de la muerte es de “Semi-Conciencia”, esto es porque desconocemos: el lugar y también una desorientación mental y emocional.

Durante este tiempo (desconocido por ahora), mantenemos contacto con todas las personas las cuales hemos estado asociados como familiares, amigos etc… Estamos continuamente en este estado recibiendo impresiones de todo tipo hasta que reconozcamos todo y asumamos esta nueva responsabilidad.

Llegará el momento en que seamos totalmente conscientes de nosotros mismos, otra de las cosas que debemos aprender es que: “El tiempo no existe tal como lo conocíamos”.

“Nuestras vidas son como estrellas fugaces, somos seres espirituales viviendo una experiencia humana”.

Alta tecnología, saquen ustedes sus propias conclusiones.

http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=mBwwmjlB6Rs&feature=endscreen

 

Parapsicólogo

Ramón Soto

 

Cambiar Idioma »