No soy de los que creen que una gran guerra sea la solución de los problemas financieros, sin embargo la historia de nuestro planeta sujeto a análisis nos muestran que en estos tiempos es muy probable una: “Tercera Guerra Mundial”. En la actualidad nos encontramos de frente a una gran inestabilidad política. ¿Sera que una guerra a escala mundial es necesaria para que Los Estados Unidos solucionen sus problemas financieros?

Esto no significa los movimientos de las grandes flotas navales, bombas nucleares, misiles, aviones de guerra etc… Es que las cosas pueden ocurrir en “Forma Limitada” como: “Actividades terroristas en pleno territorio de los adversarios”, pero esta guerra: “No será menos destructiva”. Según Serguei Malkov miembro de la academia de Ciencias Militares y profesor de la Universidad Estatal de Moscú, señala que en los próximos 10 años podría estallar “La Tercera Guerra Mundial”, debido a la naturaleza de los cambios cíclicos en el sistema mundial.

En la actualidad hay preludios de guerras peligrosas y esto se nota con mucha fuerza en el Medio Oriente. Por desgracia hay muchos países con ganas de pelear, en especial si esto es: “Rentable y Seguro”, entonces Los Estados Unidos encontrará en sus aliados combatientes, las fórmulas para iniciar una: “Gran Guerra”.

En los actuales momentos Siria es uno de los países claves para el inicio de un conflicto mundial de grandes proporciones, debido a la influencia de sus vecinos como: “Jordania, Turquía e Irán”. En una oportunidad Ahmadinejad aseguró que el conflicto sirio: “Se acomoda a los intereses de Israel” y que esta nación lo que persigue es que el conflicto se riegue por toda la nación, afectando aún más al Medio Oriente. En todo caso Siria es un clavo caliente que podría dar inicio a una guerra mundial si las cosas se escapan de las manos. ¿No bastaron la primera y la segunda guerras mundiales?

            Los Estados Unidos aumentará su poder militar y el desgaste económico será muy grande, esto afectará a otros países, inclusive a los estables económicamente. No soy de los que piensan que Los Estados Unidos gastan dinero en vano.

En caso del inicio de una guerra mundial, Rusia, India y China entrarán en este conflicto y de parte de Los Estados Unidos estará la Otan. Pero: ¿Esta guerra es humana?… Los misiles nucleares serán protagonistas principales y no creo que con este panorama existan territorios que ocupar.

¿Cuál es el negocio en este tipo de guerra? Perderemos mucho más de lo que ganaremos, es que si esta guerra llegara a suceder, arrastrará literalmente: “Todo el mundo”. ¿Latino América?…  Pues reclutamiento obligatorio, en pocas palabras: “Carne de cañón” Y… “Africa será igual”, hablando claro y pela’o: “Latinos y Negros”. Una gran falta de respeto al ser humano. Será muy difícil predecir quien será el ganador de esta guerra.

¿Cuántas bombas termonucleares hay en nuestro planeta? Pues Helmut Hoffman, delegado de Alemania para la conmemoración del 64 Aniversario de la tragedia de Hiroshima habló de 26.000 en su totalidad, incluyendo bombas atómicas. Dios no permita jamás que suceda la “Tercera Guerra Mundial”, aunque muchos piensan que ya los rumores de guerra se están escuchando.

masivas_nucleares_2010-580x482

            “Estamos dirigidos por animales cuyos intereses materiales es los más importante”.

¿Se trata de aniquilar a una buena parte de la humanidad?

Creo que hay planes de entidades oscuras para producir una extinción masiva de los seres humanos en nuestro planeta. El uso de armas nucleares señala el fin de la humanidad, serán millones de grados de calor volatizando todo. Las grandes potencias están llamadas a respetar: “El derecho a la vida”, es que el riesgo que corremos todos “Es total”.

No me gusta para nada la situación entre Irán, Israel y Los Estados Unidos, porque puede ser este el punto neurálgico por donde comience esta tercera guerra. “Es el momento de despertar y exigirle a los líderes mundiales nuestro derecho a la vida”… No esperemos para después.

“En una tercera guerra mundial, el daño colateral sería la vida de la humanidad”.

armas

¿Qué es un invierno nuclear?

 

Es un fenómeno climático teórico que describe una posible consecuencia del uso de bombas atómicas, se predice un enfriamiento global debido al humo estratosférico y esto traería como consecuencia un colapso de la agricultura y grandes hambrunas para la mayoría de la humanidad. Son tan terroristas estas consecuencias que a finales de los años 80, Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachev iniciaron los tratados de: “Desarme Nuclear”. Los intercambios atómicos más modestos serían suficientes para producir efectos del mismo orden que: “La pequeña era de hielo” o “El año sin verano”. Un invierno nuclear puede ocasionar reducciones considerables en la capa de ozono.

“El uso del arsenal estadounidense y ruso, traería un descenso en la temperatura comparable al de una glaciación, la duración quizá durante una década”.

Una guerra nuclear es una amenaza real, por ejemplo entre potencias como: “India y Paquistán”.

Pero… ¿Cuántas armas nucleares existen en realidad?

cuantas armas nucleares hay en el mundo

            Por lo menos en Los Estados Unidos esto es un secreto de estado, aunque la Administración Obama hizo público estos datos: “Hasta la fecha del año 2009, Estados Unidos contaban con 5.113 cabezas nucleares operativas, pero había margen de error en la cantidad total”. El nuevo Start ratificado recientemente por Rusia y Estados Unidos, habla de 1.550 cabezas nucleares desplegadas.

“Hay una fuerte reducción de armas nucleares, pero 3.000 armas: (De Fusión) siguen siendo más que suficientes para aniquilar nuestra civilización en menos de 1 hora”.

El HAARP y La Bomba del Arcoíris: “Como acabar con la civilización en menos de 1 segundo”.

Los Estados Unidos en 1.962 realizaron una prueba nuclear en el espacio exterior con el nombre de “Starfish Prime”. Hicieron estallar una carga termonuclear de 1.44 megatones propulsados por un cohete Thor a 400 kilómetros sobre el Océano Pacífico. Las explosiones atómicas a gran altitud “No pueden causar daños directos a La Tierra”. Esto presentó secreto absoluto durante más de 30 años y se convirtió en un arma clave para la guerra nuclear, sin que el público se enterara de nada.

Fue a finales de la guerra fría cuando se comenzó a hablar públicamente de la cuestión. Eran los daños causados por el “Pulso Electromagnético” (EMP), tanto los debidos por la explosión, el fuego y la radioactividad que ensombrecía todos los estudios detallados sobre la posibilidad de recuperarse después de una guerra nuclear.

ataque_pulso_electromagnetico_EMP_explicacion

            Todo el tema (EMP) era alto secreto y los seguimientos del congreso eran a puerta cerrada. Starfish Prime modificó el campo magnético de la Tierra, en específico: “El Cinturón de Van Allen” y creó un cinturón de radiación a su alrededor que daño 3 satélites y esto trajo como consecuencia construir los satélites artificiales con mayor blindaje.

En las islas Hawái a 1.500 kilómetros de distancia, se fundieron 300 farolas de alumbrado urbano, se dispararon cientos de alarmas aunque no hubiera llegado la más mínima vibración y el enlace de microondas de una compañía se quemó. “Estas averías fueron rápidamente reparadas pero sin dar explicaciones”. La unión soviética protestó porque se dañó 1 de sus satélites.

Esta energía secreta, invisible e imperceptible, había demostrado la capacidad de dañar gravemente la infraestructura civil y militar a enormes distancias, mediante la sobrecarga masiva de los sistemas eléctricos y electrónicos, indispensables para la sociedad tecnificada. Si las armas nucleares tienen una enorme capacidad, las de pulso electromagnético llevan esta capacidad al extremo.

Creo que una nación agrícola atrasada, no sufrirá daños por un ataque de estas características, pero una nación sofisticada y avanzada sufrirá pérdidas enormes y correrá riesgos de ser aniquilada.

 

Efectos de HEMP

          Sufrirán los automóviles modernos por sus semiconductores y microprocesadores. Sistemas militares desprotegidos no soportaban estas pruebas. Las tormentas solares de potencia muy inferior a esta distancia, han provocado cortes severos de electricidad.

Los sistemas de comunicaciones serían extremadamente vulnerables, todos los sistemas informáticos modernos expuestos a campos electromagnéticos de 50.000 voltios por metro, desde los portátiles hasta los grandes sistemas, como mínimo dejarían de funcionar pero la gran mayoría se quemarían.

delllaptop

Cualquier arma nuclear del tipo que sea generará EMP si se detona a la altitud adecuada.

Lowel Wood.

            “Al igual que las armas nucleares no hay manera de protegerse del pulso electromagnético, solo nos quedará protegernos como podamos”.

“Bomba atómica, bomba de hidrógeno, bomba del arcoíris y HAARP, claves para destruir en segundos nuestra civilización”.

“El PEM no causa daños en la mayoría de las personas, pero puede poner el peligro la vida de aquellos que usan marcapasos o algún otro dispositivo electrónico implantado en el cuerpo”.

17975_miscellaneous_nuclear_explosion_explosion

            Les recomiendo ver este video para que saquen sus propias conclusiones: http://www.youtube.com/watch?v=16pgreuaTxU

 

Parapsicólogo 

Ramón Soto

Cambiar Idioma »