Se dice que una persona, objeto o casa está encantada cuando está sometida a “Poderes Mágicos” o a un “Hechizo”. Hay incluso bosques, lagos y montañas donde se manifiestan con fuerza varios fenómenos paranormales, yo diría que esos lugares muy extraños están dominados y sometidos por entidades muy fuertes las cuales son muy territoriales.

Hay narraciones muy interesantes donde nos hablan de: “Casas Encantadas o Embrujadas” y en las mismas aparecen fantasmas, se escuchan extraños sonidos, aparecen luces y también Polstergeist o hasta demonios, pero aquí tenemos que usar el nombre de: “Infestación de una casa”.

Cuando en una vivienda han acontecido sucesos trágicos como: “Asesinatos, suicidios, violaciones o tortura mental y física”, las casas, bosques o montañas tienden a embrujarse y esto es una situación muy incómoda. También una “Maldición” puede embrujar una casa con mucha fuerza, creo que podemos poner como ejemplo: “La Mansión Winchester”, en California U.S.A y la famosa casa del horror de “Amityville”.

Mansion Winchester

Una casa embrujada o encantada podría ser cualquier construcción, desde un antiguo castillo europeo hasta una pequeña casa de construcción modesta y reciente. Según la Parapsicología en una casa encantada en realidad se produce un fenómeno llamado: “Infestación”.

En Venezuela podemos poner como ejemplo: “La Casa de las Piedras”, situada en la Avenida Libertador de Ciudad Bolívar, en esta casa nadie ha podido quedarse a vivir y los que han intentado hacerlo no duran ni una semana. “Se dice que algo maligno rodea los espacios de esta casa”.

Infestación

            Cuando una casa está tomada por: “Espíritus, Demonios o Entidades Astrales Parasitarias” (EAP), a esto se le llama: “Infestación”. En este caso estas entidades muy negativas no intentan poseer a una persona determinada, pues: “Están presentes por toda la casa”. Hay casos en que estas entidades poseen a algún miembro de la casa, pero esto es con la finalidad de: “Dar un mensaje”.

Generalmente la finalidad es sacar de la casa a los moradores vivos, causando alteraciones físicas e incluso enfermedades. A la casa le causan: “Humedades, filtraciones, hongos visibles en el techo, paredes e incluso en el piso”. El tiempo que estuvo la casa cerrada no tiene nada que ver con esto y tampoco la entrada de la época lluviosa.

hongos01

 

Hay entidades que vienen del Plano Astral que tratan de poseer a toda cosa el control de la casa pero también pueden intentar poseer a las personas.

También existen casos de seres desencarnados que intentan poseer alguna persona y esto lo hacen buscando lo que no han alcanzado que es “La Luz”, por lo tanto necesitan seguir nutriéndose de la energía en las cosas materiales. Es necesario para sacar una entidad maléfica de ese algo o alguien, realizar un ritual de exorcismo.

 

“Una limpieza espiritual de un comercio, casa, oficina, un lugar determinado o una persona (Es un acto de Exorcismo)”.

 

Hay personas con altos conocimientos de magia negra que envían a estas entidades maléficas con la finalidad de hacer daño, eso es lo que se llama: “Un Trabajo” y cuando esto resulta efectivo y comienza a trabajar el mal, suceden cosas fuera de lo normal como: “La muerte de las mascotas, se secan las plantas, malos olores” y estas son algunas cosas que nos indican que algo no está bien.

Las Entidades Astrales Parasitarias (EAP) muchas veces nos cambian las cosas de lugar, esto lo hacen para que dudemos de nuestra memoria y así es como convierten la seguridad en inseguridad.

0411_exorcist-op

 

Algunos Síntomas de Infestación

  • Se marchitan las plantas sin explicación lógica.
  • Los animales se irritan y se alteran, en algunos casos atacan a sus dueños.
  • Olores y hedores extraños.
  • Repentinamente se producen corrientes de aire frío. (Sin ningún motivo, ventanas y puertas cerradas).
  • La temperatura puede bajar en algunas zonas de la vivienda.
  • Ruidos extraños de día o de noche, susurros, gritos etc…
  • Pueden cambiar los objetos de lugar.
  • Manchas repentinas en las paredes y desorden en la casa, sin intervención de sus moradores.
  • La persona afectada siente una tristeza profunda.
  • Pensamientos de suicidio, lujuria y actos fuera de lo común.
  • Se pierde la fe en Dios.
  • Fuerte sentimiento de soledad y abandono.
  • Profundas depresiones.
  • Estados de ausencia.
  • Convencimiento de que algún brujo hace trabajos negros.
  • Repentina repulsión hacia el cónyuge, sustituyendo hacer el amor por la masturbación.
  • Fracasos repetitivos en: “Trabajo, familiares y amigos”.
  • Miedo, angustia, ira y hasta cambios en el timbre de la voz.

“Si ustedes no tienen conocimiento de este tema, ante cualquier duda consúltense con un parapsicólogo, vidente o experto en la materia”.

Parapsicólogo 

Ramón Soto

 

Cambiar Idioma »